Lectura apadrinada

“El verbo leer, como el amar y el soñar, no soporta el modo imperativo J.L. Borges

Irakurketa babestuan maisuek eta ikasleek elkarri laguntzen diote, eta ikasten ari dena beste baten tutorea izatera pasatzen den forma bat da.

El apadrinamiento lector es una forma de aprendizaje dialógico en la que maestros y estudiantes se apoyan unos a otros, y donde el que es aprendiz pasa a ser tutor de otro.

Su objetivo es fomentar la lectura, entendiendo el proceso lector como una actividad comprensiva e interpretativa que requiere las oportunas inferencias entre el texto y la realidad personal del lector y su contraste con otros lectores desde diversos ámbitos.

   El APADRINAMIENTO LECTOR conlleva, sin embargo, otros aprendizajes significativos tanto o más importantes que los pretendidos inicialmente, a partir de las emociones que surgen de la cooperación entre grandes y pequeños. Y es que con esta actividad se crean lazos afectivos entre sus protagonistas.

  

Llamamos padrinos y madrinas (tutores) a los niños y las niñas de un curso de primaria que, supervisados y formados por los profesores correspondientes, voluntariamente leen, preparan e interpretan textos, cuentos, historias… con la intención de apadrinar a otros niños y niñas de cursos inferiores. El apadrinamiento consiste precisamente en tutorizar la lectura de los más pequeños mediante la sistematización de ciertas rutinas.


Rutinas y metodología

Inicialmente, emparejamos por un lado las clases de tercero y quinto de primaria y por otro, las de cuarto y sexto de tal forma que los cursos del segundo ciclo fueran «apadrinados” por los del tercer ciclo. Una vez emparejados, los profesores respectivos mantuvimos una serie de reuniones para planificar cómo íbamos a organizar el trabajo, cuántas veces nos íbamos a reunir, establecimos los criterios de emparejamiento alumno tutor y alumno tutorado, seleccionamos los textos, etc. En cuanto a la elección de idioma, decidimos que los alumnos de tercero y quinto realizaran las sesiones en euskera y los alumnos de cuarto y sexto en castellano.  Para ello la actividad se inicia con los alumnos/as tutores,  realizando  la lectura y correspondiente comprensión del texto seleccionado, formulando y planteando preguntas,  relacionándolo con experiencias propias, exponiendo opiniones, emociones… y  practicando las rutinas que posteriormente desarrollarán con sus apadrinados.

Hartarako jarduerak tutoreak hasten ditu , irakurgaia eta aukeratutako testuaren ulermen egokia eginez, galderak planteatuz, iritziak komentatuz, zirrarak adieraziz, esperientziekin erlazionatuz… eta geroago garatuko duten ohiturak praktikatuz.

La sesión de una hora, se divide principalmente en tres partes.

  • En un primer lugar y antes de leer, el tutor plantea a su apadrinado un serie de preguntas previas que van encaminadas a motivar e introducir la lectura y a relacionarla con experiencias propias y conocimientos previos de los niños y niñas.
  • En segundo lugar, se realizan tres lecturas del texto, cada una de las cuales se lleva a cabo mediante rutinas diferentes entre sí y previamente trabajadas con los alumnos tutores. Su finalidad es desarrollar al máximo la comprensión del texto desde los ámbitos cognitivo, emocional y vivencial, realizando las oportunas inferencias. 
  • Finalmente, la metacognición y la rúbrica procurando que la evaluación esté siempre al servicio del aprendizaje. En esta fase, padrinos y madrinas junto con sus apadrinados se evalúan, coevalúan y autoevalúan, para poder obtener conclusiones que les permitan verbalizar lo que han aprendido y lo que pueden hacer para mejorar ante las dificultades que hubieran podido encontrarse y pudieran hallar en futuras lecturas. 

  En el proceso seguimos los siguientes pasos:

  1. Preguntas previas:

Antes de leer,  con el objetivo de introducir y motivar la lectura y mediante diferentes técnicas, formular y responder preguntas basadas en las experiencias y vivencias propias de los alumnos en relación con el  contenido  y el tema del texto seleccionado.

2.   Primera lectura del texto:

 2.1. El alumno tutorado lee el texto en voz alta, de la manera más fluida posible y sin interrupciones.

2.2. Una vez concluida la lectura, el alumno tutor formula la siguientes pregunta:

  • ¿Ha habido alguna parte que no has entendido? 

 Si la respuesta es afirmativa, el tutor la lee. Si por el contrario, es negativa, el tutor pide al tutorado que resuma el texto para comprobar que efectivamente lo ha comprendido, y después añadir: ¿Cuál es la parte qué más te ha gustado? ¿Por qué?   ¿Cuál es la parte que menos te ha gustado? ¿Por qué?

3.   Segunda lectura del texto:

3.1. El alumno tutor y el alumno tutorado leen por turnos.

3.2. Posteriormente, el alumno tutor formula a su apadrinado diversas preguntas de ámbitos diferentes para, mediante el consiguiente debate, fomentar el aprendizaje dialógico.

                 3.2.1. Ámbitos:

  • Inferencias literales: preguntas cuyas respuestas podemos encontrar en el texto y no requieren interpretación ni análisis. 
  • Emocional: ¿Qué emociones y sentimientos te ha producido el texto? ¿Qué has sentido al oírlo? ¿Has sentido algo especial al escucharlo? ¿Cómo se ha sentido el protagonista, el personaje A, etc?, ¿Cómo te sentirías tú en esa situación?…
  • Opinión-argumentativa; acuerdo-desacuerdo: ¿Qué opinas sobre la reacción del protagonista? ¿Qué harías tú en su caso? ¿Qué te parece el final de la historia?…
  • Vivencial: ¿Te ha sucedido algo parecido en tu vida o en tu entorno? ¿Te recuerda alguna cosa que te haya pasado a ti o a alguien de tu entorno? …

Prestakuntza egiteko hurrengo urratsak jarraitzen ditugu:

Irakurri baino lehen, eta irakurgaia sartzeko, esperientzietan oinarritutako galderak egiten ditugu.

Lehenego irakurketan, tutoradoko ikasleak testua irakurtzen du ozen, ahalik eta modu arinenean eta etenik gabe. Irakurketa bukatu ostean, tutoreak irakurleari ondorengo galderak egiten dizkio: Ulertu ez duzun parteren bat egon da? Zein da gehien gustatu zaizun zatia? Zergatik? Zein da gutxien gustatu zaizun zatia? Zergatik? Laburpen bat egiteko gai al zara?

Bigarren irakurketan, ikasle tutoreak eta tutoradoko ikasleak txandaka irakurtzen dute. Bukatu eta gero, lau motatako galderak egingo dizkio, hau da, testuan bertan aurkitu ahal ditugun erantzun zuzenak; uste izateko galderak; sentimentuak adierazteko galderak eta esperientziak adierazteko galderak.

Adibidez: Zer sentitu duzu hura entzuterakoan? Nola sentituko zinateke zu egoera horretan? Nola sentituko zinatekeen protagonista izango bazina?….Irakurketaren amaiera zer iruditzen zaizu? Zer egingo zenuke, protagonista izango bazina?…zer datorkizu burura? Horrelakorik gertatu al zaizu?…

Comprender el texto es darle sentido y significado y para ello, con el seguimiento del profesor de área y mediante diferentes técnicas,  el alumno tutor comprende el texto formulando y respondiendo preguntas (de los cuatro ámbitos) porque, producir preguntas es un modo creativo de interpretación y comprensión del texto.

Por otra parte, el tutorado comprende e interpreta el texto  respondiendo a las preguntas (de los cuatro ámbitos) que su tutor le proporciona y debatiendo y dialogando (aprendizaje dialógico) con él.

Galderak produzitzea interpretazioko eta testuaren ulermeneko modu sortzailea da.

4.   Tercera lectura del texto:

El alumno tutorado realiza toda la lectura procurando una entonación y ritmo adecuados, autocorrigiéndose en caso de equivocación.

Si ésta no se produjera, el tutor lo corrige mediante una indicación hasta un máximo de tres veces. Si fuera necesario, acabarían leyendo juntos.

Aprendizaje dialógico

Hirugarren irakurketan, tutoradoko ikasleak irakurgai guztia egiten du, hutsegiterik egotekotan zuzenduz, intonazioa eta erritmoa egokiak lortuz. Beharrezkoa bada, eta tutoradoko ikasleak bere buruari zuzentzen ez badio, tutoreak lagunduko dio.

5.  La rúbrica: autoevaluación, coevaluación, metacognición:

     Entendemos la evaluación como herramienta al servicio del aprendizaje.

Azkenik, rubrika eta ebaluaketa. Ebaluaketa tresna bezala ulertzen dugu ikasketaren zerbitzura.

Autoevaluación: el alumno evalúa sus propios procesos y resultados.

Coevaluación: el alumno tutor orienta a su alumno tutorado.

Metacognición: el alumno reflexiona sobre lo que ha aprendido y sobre cómo lo ha aprendido, relacionándolo con conocimientos previos y ampliando su conocimiento. Al mismo tiempo , identifica las dificultades que ha encontrado y reflexiona sobre lo que puede hacer la próxima vez para resolverlas.

Deja un comentario